domingo, 12 de diciembre de 2010

Una imagen vale más que mil palabras...

... pero ¿podemos escribir mil palabras a través de una imagen? Desde mi punto de vista SÍ podemos, es más, cada imagen, cada retrato, cada fotografía o cuadro tienen una historia, algo que contar.
Por ello, podemos explotar la imaginación de nuestros alumnos al máximo ofreciéndoles una imagen, ya sea fotográfica, de un cuadro o incluso dibujada por ellos mismos, para que construyan una historia a partir de ahí.
De esta manera, podemos contribuir al desarrollo de la imaginación de los discentes, así como fomentar la creatividad que llevan dentro, sin olvidar que, así, estarán valorando, creando, redactando y aprendiendo.

He elegido este cuadro de Van Gogh para la actividad. Aquí, los alumnos deberían escribir una historia que les sugiera el cuadro, algo que vean que puede suceder o, incluso, podrían reflexionar sobre el motivo por el cual el pintor realizó tal obra. Se trataría de un tipo de actividad relativamente libre, donde primaría la creatividad del alumno en cuestión.

Para concluir, quiero señalar que la elección de las imágenes tiene que ser acorde en todo momento con el curso escolar en el que están los estudiantes, siendo así esta imagen adecuada para los dos últimos cursos de la ESO e incluso para un 1.º de Bachilletaro.

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar