martes, 16 de noviembre de 2010

El Poeta del Pueblo

Este fin de semana tuvo lugar la edición especial de La Senda del Poeta, una actividad que viene desarrollándose desde hace algunos años y a la que he podido asistir por fin.

Lo cierto es que nunca la había hecho, por esta razón, las ganas que tenía de ir eran inmensas. Me perdí la primera etapa por culpa de mi trabajo :( Sin embargo, pude incorporarme a partir de la segunda y seguir hasta el final con el espíritu hernandiano como guía. Ha sido una gran experiencia, aunque de esto quizá hable otro día, porque hoy quiero hablar brevemente de por qué Miguel sigue siendo el Poeta del Pueblo.

La Senda del Poeta es una actividad que consta en ir desde Orihuela hasta Alicante caminando, donde se para un par de veces para hacer noche y donde se acostumbra a hacer recitales poéticos, conciertos, etc. Esta edición, la de noviembre, como era especial debido al Centenario del nacimiento del poeta, se hizo al contrario, es decir, se empezó en el Cementerio de Alicante, junto a la tumba del poeta, y finalizó dos días más tarde en Orihuela, frente a la Fundación de Miguel Hernández.

En los casi dos días que tomé partido en esta "¿aventura?" tuve la oportunidad de observar a diferentes tipos de personas y hay algo que especialmente me llamó la atención: independientemente de la edad, sexo, creencias religiosas o ideología política había gente unida, gente diferente andando tras los pasos de Miguel, personas que de una forma u otra han leído aunque solo sea uno de sus poemas, hombres y mujeres que, por un motivo u otro, han decidido acercarse un poco a la poesía. Podíamos observar hasta desde el clásico señor de 70 años con bandera republicana al hombro y firmes ideales hasta los más confundidos adolescentes en plena "edad del pavo". Todos nosotros, por los motivos que fueran, ya sean por inquietudes poético-literarias, por ideales o porque un docente decidió aventurarse a llevar a sus alumnos a conocer esta ruta literaria, nos hemos unido y hemos compartido dos días juntos sin conocernos para seguir los pasos de Miguel.

Y es que Miguel Hernández no solo fue el Poeta del Pueblo en vida, sino que lo sigue siendo en la muerte, muerte física, pues su espíritu y su obra siguen estando vivos en hombres, mujeres y niños.

Es, nuestro poeta, el poeta de todos, el poeta que une, el Poeta del Pueblo.

Adjunto video de nuestra "¿aventura?"

3 comentarios:

  1. HAy que ver con "el señor Hernández"...
    Si es que ese señor...
    jajajaja

    ResponderEliminar
  2. El poema es muy apropiado con mis heridas, jejeje.¡¡Malditas ampollas!! Está muy chulo el vídeo Sandri. En abril volvemos a hacer la senda otra vez.

    ResponderEliminar
  3. jajajaja eso tengo que verlo yo Anto...

    ResponderEliminar