jueves, 14 de octubre de 2010

¿Un bombón?

Querid@s blogger@s! Pertenezco a la primera generación en realizar el polémico Máster en Educación Secundaria (bla bla bla), o como muchos lo llaman el Máster-CAP, algo con lo que no estoy de acuerdo. En fin, no voy a escribir esta entrada para polemizar, eso lo dejaré para más adelante, sino para hablar del refuerzo positivo. El año pasado nos hablaron bastante de esto y, al final, éramos los propios alumnos los que nos dábamos refuerzos positivos en clase en el momento menos esperado. Los profesores nos miraban sorprendidos diciendo:
-¿Qué hacéis? ¿Por qué estáis aplaudiendo?
- Nos damos refuerzos positivos -respondía alguien de la clase siempre.
Mi sorpresa llegó este verano, viendo la serie norteamericana The big bang theory, en la cual lo mencionan y lo ponen en práctica, señalando que pertenece a corrientes conductistas y citando a algunos representantes del conductismo. Por ello, me ha parecido gracioso poner un fragmento de la mencionada serie.
Aunque podemos ver que está un poco sacado de contexto por la trama de la serie, creo que se aprecia a la perfección lo que nos intentan decir.
Por tanto, simplemente quiero añadir que es de vital importancia en educación el refuerzo positivo, pues los alumnos necesitan que el profesor los anime, que reconozca cuando hacen una tarea bien y no solo cuando no se hace o se realiza mal.
Como decían algunos compañeros míos de batallitas masterianas... "Que el refuerzo positivo te acompañe"

4 comentarios:

  1. La verdad es que yo llevo usando con mi hija el refuerzo positivo desde que nació y creo que ha ido bastante bien, por lo menos es mucho más agradecido el practicarlo.

    ResponderEliminar
  2. Después de tanto tiempo sin entrar a twitter, me encuentro con la grata sorpresa de que has creado un blog y encima de que hablas sobre el añorado refuerzo positivo (yo también vi la escena en Big Bang Theory). Todavía recuerdo las caras perplejas de Papá Noel, Mediavilla, Margarita y demás profes (o no profes) cuando recibían esa gratificación por nuestra parte. En fin, continúa escribiendo, que lo haces muy bien. Un abrazo

    Sólo te digo una cosa más: "Estaba el Sr. Don Gato...".

    ResponderEliminar
  3. Querido José Martínez, me alegra que sigas este Blog y que hayas leido mi entrada. Es un placer que alguien más allá de mis compañeros de batallas lean mi blog. Mil gracias

    Josema, a ti solo puedo decirte: "...sentadito en su tejado, marramiamiaumiaumiau..." jajja Gracias por leerme. Un besico nene!

    ResponderEliminar
  4. Sandra, yo también vi el fragmento y me recordó estos momentos que has citado, qué buenos recuerdos tengo, menudas caras que nos ponían, pero y lo felices que eramos nosotros con nuestro refuerzo positivo, eso no tiene precio, jejeje.
    Por cierto, polemizar de vez en cuando y con respeto no está mal.
    Muchos besicos y sigue así

    ResponderEliminar